viernes, 14 de abril de 2017

Limpieza con Huevo


Hoy les hablaré sobre un pequeño ritual muy antiguo y sencillo: La Limpieza con Huevo.
Esta técnica se utiliza principalmente para saber si tenemos un "trabajo" como  el mal de ojo, magia negra, maldiciones, amarres, etc.

También puede utilizarse simplemente cuando sentimos que todo nos sale mal, estamos con baja frecuencia, deprimidos, o sentimos que necesitamos renovar nuestras energías, sirve como una "purificación".

Limpieza con Huevo: Paso a Paso


Este ritual es muy sencillo, solo necesitas los siguientes elementos (fáciles de encontrar en cualquier hogar):

-1 vela blanca
-1 huevo
-1 vaso transparente, con agua limpia
-sal

Lo primero que debes hacer es estar en un lugar tranquilo. Prepara los elementos, colócalos sobre una mesa (puede estar con un mantel blanco). Tal vez quieres realizar una oración antes de comenzar para estar protegida, sirven todas, independiente de la religión o en lo que creas. siempre y cuando sean seres de luz y del bien ;)

Prende la vela blanca, lo ideal es que ésta siga encendida una vez terminado el ritual, y que se apague sola una vez que se consuma.


Luego toma el huevo, el cual previamente lavaste con agua caliente y algo de jabón, lo secas y comienzas a pasarlo desde la coronilla de la cabeza hacia la planta de los pies de la persona afectada (puedes ser tu, o realizárselo a otra persona), sin tocar al afectado. Solo en las zonas donde la persona siente dolor o malestar dejaremos que el huevo las toque.

Puedes pasarlo de arriba hacia abajo, por delante, atrás, ambos costados y diagonales del afectado, siempre con movimientos de arriba hacia abajo (no viceversa).

También puedes ir rodeando a la persona caminando hacia tu derecha y pasando el huevo (sin tocar al afectado) con un movimiento en espiral descendiente, partiendo por la coronilla, frente, siguiendo por la oreja, nuca, oreja, boca, cuello, hombros, axilas, brazos, codos, manos, pecho, cintura, caderas, piernas, rodillas y pies.


Mientras se pasa el huevo, puedes rezar el padre nuestro, o simplemente pedir que todo el mal que posees sea atrapado y barrido por el huevo.

Luego quebramos el huevo, se vacía al interior del vaso que esta relleno hasta la mitad con agua limpia, agregamos un poco de sal (siempre ayuda a purificar y exorcizar)

Y terminamos!

Ahora puedes hacer dos cosas:

1) Deshacerte de él tirándolo por el desagüe (baño, cocina) o enterrándolo o...

2) Interpretar el comportamiento del huevo en el agua (color, olor, formas, burbujas, etc).


En una próxima entrada comentaré cómo interpretar los resultados de la limpieza con huevo. No se lo pierdan!

Espero que les haya gustado este sencillo pero poderoso ritual de limpieza con huevo.

Hasta pronto!


No hay comentarios:

Publicar un comentario